Se el abuso de alcohol. Hay una abundancia de

Se
domina como ascitis en el momento que líquido se almacena dentro del abdomen. Cuando
el hígado abandona la ejercitación de sus funciones correctamente transcurre normalmente
la ascitis. El líquido llena el área entre el abdomen y los órganos. Habitualmente,
la ascitis se fragmenta en tres categorías establecida por la cantidad de fluido
que se descubra. El líquido ascítico obtiene tener muchas fuentes, como enfermedades
hepáticas, cánceres o insuficiencia renal. Aunque hay diversas fuentes de
ascitis, la causa más prevenible es el abuso de alcohol.

Hay
una abundancia de enfermedades que consiguen promover que el líquido se coleccione
y las razones por las que ocurre la ascitis pueden ser diferentes para cada
enfermedad. El cáncer que se dispersa al peritoneo puede causar una evasión inmediata
de líquido, mientras que diferentes enfermedades causan una reserva excesiva de
agua y sodio en el cuerpo. Este fluido puede eventualmente filtrarse en la
cavidad peritoneal. Más frecuentemente,
la ascitis se debe a la enfermedad hepática y la imposibilidad de ese órgano
para originar bastante proteína para inmovilizar el líquido en la sangre.

We Will Write a Custom Essay Specifically
For You For Only $13.90/page!


order now

Los
pacientes que se encuentran con ascitis requerido por una enfermedad hepática y
cirrosis, y aquellos que la desarrollan por la inflamación del peritoneo a raíz
del cáncer, se encuentra una diferencia. La enfermedad hepática tiende ser indolora,
mientras que los pacientes con cáncer sienten mucho dolor. De lo contrario, las
indicaciones son similares. Hay hinchazón del abdomen para acomodar la
acumulación de líquido. Esto puede dificultar que el diafragma lo ayude a
respirar y cause dificultad para respirar. La cantidad de líquido ascítico
puede ser pequeña y difícil de detectar. A medida que aumenta la cantidad de
líquido, el paciente puede quejarse de plenitud en el abdomen.

Las
circunstancias que provocan la ascitis frecuentemente son enfermedades graves coherentes
con la disminución de la expectativa de vida. El primer procedimiento de
diagnóstico generalmente es un examen abdominal. Un médico observará el abdomen
de la persona mientras está acostado y de pie. La forma abdominal mostrará si
hay colección de líquido o no. La estimación del progreso de la ascitis se obtiene
midiendo la circunferencia abdominal y controlando el peso. Estas mediciones
son ventajosas porque las fluctuaciones de peso correspondidas a variaciones en
el líquido abdominal son mucho más presurosas que las fluctuaciones de peso
relacionadas con la grasa corporal. Cuando se confirma la acumulación de
fluidos, es potencial que se requieran más pruebas para identificar la causa.

Por
ejemplo, si cirrosis ha causado ascitis en un paciente, una persona puede
beneficiarse de la reducción de la sal y la toma de tabletas de agua. Las
tabletas de agua hacen que la orina pase con más frecuencia y pueden evitar una
mayor retención de líquidos. La quimioterapia también puede ayudar a reducir
esta enfermedad. Se puede administrar a través de un tubo en el abdomen, que a
veces puede detener la acumulación de líquido. Desafortunadamente, no hay mucha
evidencia que sugiera que esto funcione bien. Cuando
la ascitis es causada por cáncer, los médicos pueden usar un tubo para mover el
líquido desde el abdomen al torrente sanguíneo. Un médico inserta una aguja en
una vena en el cuello y coloca una derivación a lo largo de la pared del pecho.
La derivación conecta la cavidad abdominal con el cuello, donde entra en la
vena. El fluido luego se mueve a lo largo del tubo en el torrente sanguíneo. En casos resistentes, o si hay una
cantidad significativa de exceso de líquido, la paracentesis puede ser una
técnica de manejo efectiva. También está la paracentesis, la cual consiste en
que un médico inserte una aguja en el abdomen y drene el exceso de líquido. El
objetivo de la paracentesis es aliviar la presión abdominal, por lo que la
persona siente menos molestias. En algunos casos, el abdomen de una persona puede
contener aproximadamente cinco litros de líquido, pero en algunos casos
extremos de ascitis, los médicos han drenado más de diez litros de líquido del
abdomen.

Finalmente,
los pronósticos de la ascitis dependen de la afección profunda. Los síntomas se
pueden dominar y oprimir, pero es el tratamiento de la causa de la ascitis lo
que establece el resultado. Actualmente no hay un tratamiento complaciente para
las personas que tienen cirrosis, la cual es una forma de ascitis que es
resistente a los diuréticos. También está la paracentesis, que sin un
trasplante de hígado puede optimizar la aptitud de vida de una persona, pero no
se cree que mejoren significativamente la esperanza de vida a largo plazo.