En los objetivos climáticos. Así mismo, Suecia acordó con

En
junio del 2017, la asamblea legislativa de Suecia introdujo una refoma climática
que brinda soluciones a largo plazo. Esta consta de 3 pilares: una Ley del
clima, los objetivos climáticos y un Consejo de política climática.

La ley
del clima establece que el Gobierno debe presentar un informe anual en su
proyecto de ley de presupuesto (donde publican las propuestas del gobierno para
el uso del presupuesto gubernamental), elaborar cada cuatro años un plan de
acción de política climática sobre cómo lograr los objetivos, y de igual manera
establece que la política climática del gobierno debe basarse en los objetivos
del clima y da especificaciones sobre cómo se llevará todo esto a cabo.

We Will Write a Custom Essay Specifically
For You For Only $13.90/page!


order now

A
finales del 2017, Suecia se volvió el único país que ha propuesto un objetivo
de cero emisiones netas de gases de efecto invernadero para el año 2045. A
partir de este momento, esperan contar con emisiones negativas, lo que significaría
que Suecia estaría produciendo un 85% de emisiones de gases de efecto invernadero
más bajas que en 1990  (hasta hoy se ha
reducido un 25%).

En cuanto
al Consejo de política climática, este se encarga de proporcionar al Gobierno
una evaluación de cómo la política general del país es compatible con los
objetivos climáticos; es decir, evaluará si las decisiones externas al medioambiente
reducirán o aumentarán la posibilidad de alcanzar los objetivos climáticos.

Así
mismo, Suecia acordó con Francia en que la UE debe tomar medidas ambiciosas y
desean trabajar para garantizar que el presupuesto europeo (después del 2020)
esté alineado con los objetivos del Acuerdo de París. Ambos países también
coinciden que la próxima década es crucial para reducir las emisiones
provenientes de vehículos para el 2025, 
y para el 2030 haber cambiado a cero emisiones de vehículos, acelerando
el uso de carros eléctricos.

Por último,
Suecia piensa que es esencial que los países ricos apoyen a los países en
desarrollo para ayudarlos en sus esfuerzos por reducir las emisiones de gases
de efecto invernadero, siendo un líder en donaciones para ayudar al desarrollo
climático, y a la adaptación de las comunidades al mismo.